Home
  Noticias
  La Otra Venezuela
  Artículos
  Biografías
   
 

  Otros Meses
 
 





Art & Pro Producciones










 
             Venezuela, Noviembre 21 de 2017
   






    
NOVIEMBRE 2002
PROYECTO DANTA  

Página 3   


Fuente consultada:
www.andigena.org/23.asp

La danta o tapir (Tapirus terrestris) es uno de los mamíferos menos conocidos y amenazados de extinción en Venezuela. Su estado de conservación actual es incierto, lo que puede argumentarse debido a la falta de estudios. Sin embargo, se sabe que la especie está sometida a una fuerte presión por cacería en todo el territorio nacional. Este factor, unido a la destrucción de sus hábitats, han dado la base para su clasificación como especie "Vulnerable" de extinción en el Libro Rojo de la Fauna Venezolana publicado por la Asociación PROVITA.

Uno de los aspectos más importantes a ser considerados en la valoración del tapir es su función ecológica como dispersor de semillas en los bosques de tierras bajas. Además, de ser un animal especialmente importante en la cultura autóctona venezolana. La danta forma parte de la cosmovisión de muchas etnias indígenas venezolanas; es un animal totémico para los Piaroas del Orinoco y es concebido como deidad entre los Yanomamis. Notable es su presencia y protagonismo en el mito de María Lionza, patrimonio cultural del país.

El hecho de que todavía existan buenas extensiones de hábitat para la danta al sur del país, permite mantener todavía una actitud optimista y suponer la existencia de poblaciones viables en dicha región. Caso contrario, ocurre hacia el Norte del Río Orinoco, donde la especie ya ha desaparecido en muchas zonas y las poblaciones remanentes que aun subsisten, continúan disminuyendo como consecuencia de la cacería indiscriminada y la destrucción de su hábitat.

En su primera etapa, el PROYECTO DANTA estuvo concebido para desarrollar dos líneas principales:

1) Educación Ambiental y

2) Apoyo a la Cría en Cautiverio.

En Venezuela existe un gran número de tapires mantenidos en cautiverio en colecciones privadas y parques zoológicos. A pesar de esto, no se ha mantenido un manejo adecuado que sirva de base para propiciar acciones de conservación in situ y el intercambio entre los diferentes parques para favorecer la integridad genética de la especie. En este sentido, en la Fundación AndígenA nos hemos propuesto comenzar un registro automatizado de todos, o gran parte, de los individuos mantenidos en cautiverio en el país. Esto servirá de base, entre otros fines, para promover el intercambio de ejemplares entre los zoológicos nacionales, la elaboración de protocolos de crianza en cautiverio, así como el inicio de una serie de proyectos de investigación en cautiverio y en campo.

En esta etapa, también dimos inicio a un programa piloto de cría en cautiverio y educación ambiental en el Parque Zoológico Chorros de Milla, ubicado en la ciudad de Mérida, Venezuela. Dicho parque cuenta con un buen recinto para los tapires en donde se encuentra un ejemplar macho llamado "Pijiguao", el cual sirve como pie de cría en el proyecto junto con la hembra "Simona".


© 2004 VenezuelaA - La Revista de divulgación Nacional de Venezuela