Home
  Noticias
  La Otra Venezuela
  Artículos
  Biografías
   
 

  Otros Meses
 
 





Art & Pro Producciones










 
             Venezuela, Junio 27 de 2017
   






    
06/09/2004
SALIVA ARTIFICIAL FABRICAN EN FACULTAD DE ODONTOLOGÍA DE UCV    

Fuente consultada:
www.globovision.com/vanguardia/2004.07/23/saliva/index.php

Saliva artificial para los que no la producen es fabricada en la Facultad de Odontología de la Universidad Central de Venezuela (UCV), específicamente, en la unidad de saliva del Instituto de Investigaciones Odontológicas.

En Venezuela los estudios sobre este fluido se han concentrado desde hace unos ocho años con la producción de saliva artificial y más recientemente, una investigación sobre los "efectos del calcio, fosfato y floruro en la viscosidad de un sustituto salival a base de mucina", desarrollado en el referido instituto que lleva en nombre del "Dr. Raúl Vicentelli", obtuvo el Premio Nacional de Odontología.

Los autores de la investigación, Richard Archar, Ana Desiato, Fernando Laguna y Ana María Acevedo, aclararon dudas fundamentales con relación a la fabricación de dicha saliva, sustancia que resulta indispensable para miles de pacientes que en Venezuela sufren de resequedad bucal y enfrentan serios
problemas para masticar, tragar e inclusive para hablar.

Para la especialista, María Elena Perrone, este fluido es un producto de alta demanda entre pacientes que padecen tumores de cabeza y cuello, así como de aquellos que no la producen lo que les ocasiona numerosos problemas de salud, tanto digestivos como odontológicos y a nivel de mucosas.

Aclaró que la saliva artificial se fabrica a partir de la mucina de bovino que es muy similar a la de los humanos, extraída de la glándula de la vaca y se somete a un proceso de purificación y optimización para, posteriormente, ser suministrada al paciente en forma de polvo diluido en agua destilada.

Otras informaciones indican que ésta es recomendada en aquellos pacientes que sufren del síndrome de la boca, enfermedad que recibe el nombre de xerostomía, y según la explicación de algunos investigadores la reducción del flujo salival es determinada principalmente por consumo de medicamentos
o drogas, entre ellas, antihistamínicos, antiparkinsonianos,
antihipertensivos y betabloqueadores.

El caso extremo es el llamado síndrome Sjogren en el que el paciente, además de resequedad bucal, presenta sequedad en los ojos; y en el caso de las mujeres, en la vagina, debido a que las glándulas exocrinas se encuentran dañadas.

Otras Noticias:


© 2004 VenezuelaA - La Revista de divulgación Nacional de Venezuela