Home
  Noticias
  La Otra Venezuela
  Artículos
  Biografías
   
 

  Otros Meses
 
 





Art & Pro Producciones










 
             Venezuela, Noviembre 21 de 2017
   






    
JULIO 2002
FLORA NACIONAL DEL PARQUE DEL ESTE  

Página 6   


Fuente consultada:
Internet

Bosque tropical húmedo en el Parque
Para la elaboración de cualquier jardín es necesario contar con un buen vivero que suministre las plantas que vayan a utilizarse en los ambientes previamente planeados. Este es más importante cuando se trata de construir un parque las dimensiones del Parque del Este, donde, además, se había previsto el establecimiento de diversos jardines, y ambientes ecológicos.

Una de las ideas predominantes desde el inicio de los trabajos del Parque del Este, fue la de incorporar el mayor número posible de especie ornamentales nativas, que sirvieran como expresión de cultura y permitieran al mismo tiempo, realizar jardines con plantas no utilizadas con anterioridad, es decir, trabajar con material nuevo, con nuevas especies ornamentales. Esta idea fue expresada desde el comienzo por el Arq. Proyectista Roberto Burle Marx y acogida y patrocinada con entusiasmo por el Consejo Consultivo del Parque del Este.

Se realizaron numerosas exploraciones botánicas a los distintos ambientes naturales del país. Contando en todo momento con el entusiasta y activa colaboración de un grupo de trabajadores y jardineros del Parque del Este y con los vehículos (camión-cava y jeep) apropiados. Las exploraciones botánicas más importantes a las que rindieron mayor número de tesoros botánicos fueron en:

- Selvas de El Dorado, Edo. Bolívar.
- Bosque húmedo al sur del Lago de Maracaibo.
- Delta del Orinoco.
- Selva de San Camilo, Edo. Barinas-Apure.
- Bosque del piedemonte andino en Barinas.
- Bosque húmedo de La Pica, Edo. Monagas.
- Moriches y selvas de galería de Monagas y Anzoáteguí.
- Región xorófila norte-costera del país.
- Bosque nublados de la Cordillera de la Costa.

Jardin hidrófito.
En todos estos viajes fueron triados jóvenes plantas, estacas, semillas, metería reproducido en general, todo lo cual era colocado en un amplio vivero que existía en el Parque del Este para la aclimatación y reproducción de estos nuevos tipos de plantas antes no cultivadas.

De esta manera las colecciones las colecciones del Parque del Este se fueron enriqueciendo extraordinariamente con un material botánico muy valioso, lográndose tener en los viveros y jardines del parque, colecciones muy importantes en los grupos de las Araceas, Marantaceas, Bromelias, Palmas, Musaceas, y gran número de árboles y arbustos autóctonos. Por ejemplo, como resultado de la colección intensiva de platanillos, que se realizaron en todo el país, se publico finalmente un libro con ilustraciones en colores, sobre el género heliconia en Venezuela, con todas sus representaciones (más de 20 especies), cultivados en los jardines del Parque del Este y provenientes originalmente de los distintos bosques húmedos y calientes del país.

Desafortunadamente no todas las plantas introducidas como consecuencia de las exploraciones botánicas, han persistido en los jardines del Parque del Este, ya que algunas, por diversas razones, han desaparecido y han sido sustituidas por otras especies.

Jardín de los enamorados
Un aspecto muy interesante, como parte de los trabajos de campo, los constituyó la realización de salidas programadas especialmente con el objeto de hacer algunos ensayos sobre trasplantes de palmas y árboles más o menos adultos, obteniéndose resultados bastante halagadores como en el caso de la Palma Corozo y el Chaguaramo y de árboles como el Indio Desnudo, el Ciruelo de huesito, y Yabo, el olivo, el Guamacho, el Carnestolendo, etc.

De todos estos esfuerzos se obtuvieron buenos resultados, prueba de ellos es que hoy en día todavía contamos dentro de los jardines del Parque de Este, con una muy buena representación de arbustos, hierbas, palmas, malangas, árboles, etc. Autóctonos, que nos indican de la riqueza de nuestra flora y de los muchos tesoros ornamentales encerrados en sus bosques y ambientes naturales, que en una u otra forma deberían ser incorporados a las labores de ornamentación de nuestros parques, avenidas y plazas.


© 2004 VenezuelaA - La Revista de divulgación Nacional de Venezuela