Home
  Noticias
  La Otra Venezuela
  Artículos
  Biografías
   
 

  Otros Meses
 
 





Art & Pro Producciones










 
             Venezuela, Marzo 25 de 2017
   






    
ARTÍCULOS
EL NAO SANTA MARÍA  

Página 4   


Fuente consultada:
INPARQUES
Dirección de Información y Relaciones Públicas
1999

Breve Reseña Histórica de la Nao
"Aunque los historiadores hablan de las 3 carabelas de Colón, solamente dos lo eran, la Pinta y la Niña. A la otra, la Santa María, Colón la llamo nao.

Para la expedición de Colón se seleccionaron tres naves. Se le arrendó a su dueño Juan de la Cosa, una nao fabricada en el norte de España, la "Gallega", que fue rebautizada Santa María. Usaba tres palos, con velas cuadradas, y era de mayor tamaño.

Los habitantes del Puerto de Palos habían incurrido en el desagrado de los Reyes Católicos. Como castigo éstos les impusieron la obligación de ayudar a Colón con dos carabelas. Las gentes de Palos acogieron la orden de mala gana. Por una parte, porque era una imposición y por la otra, porque para ellos Colón era un extranjero, un advenedizo. Pero por fortuna para éste, Martín Alonso Pinzón, avezado marino e influyente vecino del lugar, le dio lodo su apoyo y lo ayudó eficazmente en la recluta da la tripulación necesaria.

Para tripular esos barcos se reclutaron 90 hombres, en su mayoría vecinos de Palos, de Moguer y de Huelva, varios del norte que iban en el "Santa Maria", dos italianos y un portugués Es digno de notar que no embarcó ningún religioso.

Las dos carabelas regresaron a España después del descubrimiento. No así la "Santa María" que naufragó en las costas de Santo Domingo en diciembre de 1492."

(Tomado de la carta enviada Sr. Schael por Don Jerónino Martínez Mendoza, Miembro de la Academia Nacional de la Historia 1971).

Descripción de la Cámara del Almirante
Dentro de una atmósfera solemne y sugestiva, amueblada can toda la severa sencillez medieval, podemos observar una representación casi exacta del lugar reservado para u'so exclusivo del Almirante Cristóbal Colón.

Los retratos situadas en la banda de babor ilustran las imágenes de nuestra Señora de Guadalupe y del propietario de la Nao, Juan de la Cosa.

La bandera carmesí con asta rematada por una cruz es el Estandarte Real, el cual solo se sacaba de la cámara en ceremonias solemnes de toma de posesión de tierras descubiertas; tiene por una cara a Jesucristo crucificado; y por la otra a la Virgen María.

Las figuras representan en primer término al Almirante, a su derecha cl paje Pedro de Salcedo, y en enfrente al piloto Peralonso Niño. El paje porta en sus manos la ballestrilla, instrumento náutico que para medir distancias entre las astros menores de 90°.

Unas réplicas de ballestra y espingarda, armas portátiles citadas por Colón en su Diario del primer viaje , se encuentran colgando en la banca de babor.

El vestuario del Almirante y la colcha que cubre su cama tienen el color rojo de gran tradición marinera.

Características
En España, en tiempos de Colón, se denominaba a nao a un tipo particular de velero muy robusto, construido con castillos de proa y popa, aparejo redondo en el trinquete mayor, bauprés con cebadera y mesana latina; por lo tanto, suponía la construcción de un aparejo determinado por un casco de mucha fortaleza y formas adecuadas para aguantar una gran superficie de ve lamento. Esta nave era más lenta y pesada que las carabelas, así como menos apta para ceñir el viento.

Dimensiones:
Eslora total (long. total): 27,80m.
Calado: 2,48m.
Arqueo (Cap. Bodega): 147,T.R.B.
Guina del Palo Mayor (Alt. Máx.): 27,00m.
Verga mayor: 16,40m.

La Réplica en el Parque del Este
Una simple visita nos permite valorar en su justa dimensión la intrepidez y audacia de estos expedicionarios.

Construida en Barcelona, España, fue comprada por la Corporación Venezolana de Fomento y trasportada vía marítima hasta Puerto Cabello en 1967; posteriormente esta Institución la dona a la Fundación del niño y se inaugura en el Parque del Este el 12 de Octubre de 1971. una restauración y reparación de todas sus partes fue ejecuta por el Instituto Nacional del Parques y es nuevamente puesta en servicio el 2 de Diciembre de 1980.

Hasta el presente, esta simulación histórica ha brindado una función educativa y de recreación a todos los visitantes del Parque. En su interior se pueden aprecia figuras alegóricas del Almirante Colón y de once de sus tripulantes, así como armas, escudos, pabellones, vestuarios, instrumentos de navegación, fogón y utensilios, señalamiento didáctico y dioramas que contienen escenas alusivas a la etapas más dramatiza y decisivas de esta singular hazaña.


© 2004 VenezuelaA - La Revista de divulgación Nacional de Venezuela