Home
  Noticias
  La Otra Venezuela
  Artículos
  Biografías
   
 

  Otros Meses
 
 





Art & Pro Producciones










 
             Venezuela, Agosto 22 de 2017
   






    
ARTÍCULOS
EL AVILA  

Página 12   


Fuente consultada:
Internet

El Avila fue establecido como Parque Nacional el 12 de Diciembre de 1958, en él confluyen diversos climas, hay vegetación Xerófila y bosques húmedos. La disposición oficial fue muy oportuna ya que permitió hacer frente a las fuerzas incontroladas de la expansión física y demográfica de la Ciudad de Caracas, constituye pues una zona de dispersión poblacional y un pulmón vegetal.

Los Ecosistemas protegidos son: Herbazales y arbustales litorales, bosques deciduos, sub-páramos.

Ubicación: Distrito Federal y Estado Miranda, frente a la ciudad de Caracas.

Superficie: 81.900 Ha.

Vías de Acceso: Hay varias vias entre ellas: Carretera vieja Caracas-La Guaira, Desde Cotiza y la Puerta de Caracas parten vias que atraviesan el parque.

Fauna: Almenos 13 especies de aves y al menos 22 especies endémicas, algunas como la Guacharaca, el Querrequerre, el Turpial, numerosa Colibríes, Puercoespín, Comadreja, Lapa.

Flora: Abundantes helechos, palmas, guamo eucalipto, algunas especies endémicas como: Rubiaceae, Melastomataceae y Sapindaceae.(Bosques Xerofítico, Tropófilo).

Facilidades de Uso: Es muy visitado por estudiantes de todos los niveles con objeto de estudio o recreación, por su topologia el Parque tiene grandes posibilidades para el excursionismo, además que dispone de un teleférico que sale de Caracas en la zona de Maripérez, llega al Pico El Avila a 2.118 m, y luego baja hasta el litoral.


--------------------------------------------------------------------------------
Historia
El cerro Guaraira Repano: Sierra Grande, como fuera llamado por los indígenas, separa a Caracas de las playas del Litoral Central y en su valle fue donde Diego de Lozada en 1567 fundó Caracas. Años más tarde, en 1575, el Alférez Mayor de Campo Gabriel de Avila, ubica sus tierras en este cerro e inspira el nombre con el que hoy lo conocemos.

Este orgulloso guardián de la ciudad, el Parque Nacional El Avila, es un sitio de esparcimiento dentro de una gran metrópolis, como pocos existen en el mundo entero; además de una invalorable fuente de oxígeno para ésta.

Montaña de selvas azules y cristalinas caídas de agua ubicada al norte de Caracas -musa de cantores, poetas y pintores-, se han delineado caminerías para la recreación y la práctica deportiva. A diario, miles de caraqueños toman ruta por cualquiera de su diversas entradas -Sabas Nieves, Quebrada Chacaíto, El Marqués-, bien como mero ejercicio aeróbico, bien como el comienzo de una extraordinaria jornada de excursión.

Su altura aproximada es de 1.900 metros por encima del nivel del mar y para acampar -que para ello El Avila ofrece suficientes facilidades- se requiere de un permiso especial expedido por Imparques. Este parque colinda en su base con la gran avenida Boyacá (o Cota Mil), una de las más hermosas rutas de la capital venezolana, que la cruza en casi su totalidad, de este a oeste. Desde allí la vista de la ciudad es impresionante.

El Avila fue decretado Parque Nacional el 12 de diciembre de 1958 (Decreto Nº 473) con una superficie de 66.192 hectáreas. El 25 de marzo de 1974 se amplió el área del Parque (Decreto Nº 30.408), quedando la superficie en 85.192 hectáreas.

Conservación del Parque Nacional El Avila
El Instituto Nacional de Parques (INPARQUES), es el encargado de proteger, administrar y conservar a El Avila, así como a los 43 Parques Nacionales de Venezuela.

Se conserva el valioso ecosistema para el beneficio del interés colectivo de las generaciones presentes y futuras, con el propósito de:

Garantizar la calidad ambiental Preservar sus recursos hídricos, biológicos, genéticos, escénicos, históricos, culturales y socio-económicos más relevantes.
Proporcionar a la colectividad oportunidades para la recreación y el turismo.
Resguardar su valiosa biodiversidad.
Mejorar la calidad de vida de la población.

Esto se logra de la siguiente manera:
Desarrollando programas de educación, divulgación e investigación ambiental.
Promoviendo la participación de la ciudadanía al logro de los objetivos del Parque y su conservación.
Armonizando el desarrollo social y económico con los valores ambientales.
Reglamentando los usos y actividades de acuerdo a su plan de ordenamiento y reglamento de uso.
Instrumentando programas de prevención y combate de incendios forestales, búsqueda y rescate.
Satisfaciendo la demanda educativa, recreacional y turística.
Manteniendo una infraestructura de servicios, caminerías y señalizaciones.
Ejecutando planes de reforestación y cortafuegos.
Especializando al personal destacado en el resguardo del Parque.

Sitios de interés
Entre sus múltiples atractivos, aquí se nombran algunos de los más resaltantes:

El pico Naiguatá: Elevación máxima de la cordillera de la Costa. El nombre hace referencia a un cacique y significa "boca del río Naigua". En 1872, James Mudie fue el primero en llegar a su cumbre.

Camino de los Españoles: Camino usado por los españoles, cuyo uso se generalizó a partir del siglo XVII y que en 1762 fue empedrado. Partía desde la Puerta de Caracas en la Pastora y se dividía en dos al llegar a la cumbre: uno, el camino "De las Dos Aguadas", se enlazaba al antiguo "Camino Viejo" que llegaba a La Guaira; el otro, popularmente llamado "Camino Nuevo", Camino Real o "de tránsito", iba directamente a Maiquetía.

Desde el siglo XVII muchas personas han visitado estos y otros caminos, como LAejandro de Humboldt y Amado Bonpland que llegaron a la cima de La Silla de Caracas en 1800.

El teleférico y el hotel Humboldt: El Avila cuenta además con un teleférico que conduce al visitante hacia la cima del cerro, donde se encuentra la estación, con pista de patinaje sobre hielo, y el fabuloso Hotel Humboldt. Por el momento, estamos esperando que ambos, teleférico y hotel, funcionen de nuevo después de la privatización.

Galipán: Bajando de la fila maestra desde Boca de Tigre hacia el Litoral se divisa, un poblado que fue fundado en el siglo XVIII por los primeros descendientes de inmigrantes de las Islas Canarias. Conocido por sus cultivos de flores, árboles frutales y clima fresco.

Las Cascadas del Avila: Se pueden encontrar muchas pero las más conocidas y de más fácil acceso son: las quebradas Las Adjuntas, Quintero, Chacaito, Pajaritos, Sebucán y Tocome.

Servicios y facilidades:
Amplia red de senderos habilitados para el excursionismo.
Puestos de guardaparques dotados de sistemas de radiocomunicaciones, primeros auxilios, mapas y señalamientos, a cargo de personal especializado.
Senderos y áreas acondicionados para picnics.
40 Kms. de carreteras para vehículos de doble tracción.
El Centro Recreativo "Los Venados" integrado por un campo de deporte, museo, auditorium, biblioteca, capilla, cafetín y extensas áreas verdes con kioskos para el esparcimiento.

Rutas de acceso:
Vertiente Sur: Area Metropolitana de Caracas
Sector Guatire: El Bautismo, Topo El OSo y Los Casupales (vía que va a Todasana, Chuao y Chuspa).
Sector Las Culebrillas.
Sector Guarenas: Vía Carúpano, Pico Meregote, río Los Caracas y el Sector Salmerón con salida hacia El Guayabal.
Sectores: Ayala, Galindo, La Julia, Estribo de Duarte, Cachimbo, Sebucán, Campamento Pajaritos, Sabas Nieves, Chacaito,
Lomas del Cuño y del Viento, Llano Grande, Catuche, Puerta de Caracas (Comando de la Guardia Nacional).
Vertiente Norte: Litoral Central
Sectores: El Corozo, Cabrerías, Quenepe, Palmar del Cariaco, Macuto, Caraballeda (El Tanque), Tanaguarenas (Las Canteras), Urias (Las Cuevas), Naiguatá (Río Grande, Longa España y La Abareña), Manzanare (Camurí Grande), Anare (Vía Fila del Indio), Río Los Caracas (Vía Pico Los Caracas), Osma (Fila Maestra), Todasana, Chuao (Antigua Planta Eléctrica).

Actividades prohibidas y restringidas:
Cacería deportiva, de subsistencia o pesca.
La extracción de flora y fauna, salvo con fines científicos y debidamente autorizados por INPARQUES.
Abandonar o arrojar basura y otros residuos sólidos en cualquier área del Parque, así como depositarla fuera de los envases destinados para ello.
El uso y porte de armas blancas y de fuego.
Encender fogatas
Aprovechamiento de recursos naturalescon fines comerciales.
Extracción de material arqueológico, antropológico y paleontológico.
Exploración y explotación de minerales.
Introducción de animales domésticos.
Extensión de la frontera agrícola.
Circulación de bicicletas y motos.
Utilización de equipos de sonido con volumen superior a 40 decibeles.
Escribir o marcar cortezas de árboles o piedras.
Producción, expendio, tráfico y consumo de bebidas alcohólicas y drogas tipificadas como tales.
Realización de actividad o utilización de cualquier sustancia capaz de contaminar los ecosistemas del Parque.
Instalación de vallas y avisos publicitarios con fines comerciales.

Recomendaciones:
Respete el señalamiento de los caminos y manténgase dentro de los senderos establecidos.
Regrese con usted todo aquello que contamine a El Avila.
Regístrese paea su seguridad en los puestos de guardaparques indicando el lugar a visitar.
Proteja la vida silvestre y sus entornos.
No lleve radios o equipos de sonido que perturben la tranquilidad del Parque
Si va a pernoctar solicite el permiso en los puestos de guardaparques y acampe sólo en los sitios establecidos para tal fin.
Cumpla el horario establecido.
No encienda fogatas.
Utilice adecuadamente las instalaciones y servicios que el Parque Nacional le brinda.
Acate las recomendaciones del guardaparques.

Más que un centro de recreación
El Cerro EL Avila es un parque totalmente abierto. Posee una superficie de 85.190 hectáreas, y existen muchos lugares de acceso al mismo. Los caminos que recorren todo el cerro, permiten contemplar una vegetación variada como helechos, orquídeas, pequeños bosques, cascadas, pozos y riachuelos ideales para pasar un buen día. Unos de los caminos más interesantes y hermosos es el que comienza en Puerta de Caracas en la Pastora, que termina en Maiquetía.

A este recorrido, empedrado en tiempos de la colonia (1792) se le llamó: "Camino a La Mar". Era el principal camino que comunicaba a la ciudad de Santiago León de Caracas con el mar Caribe. Ahora se le conoce como "Camino de los Españoles".

En este lugar se encuentran ruinas de las haciendas El Guayabal, Corozal , así como la posada La Venta, de la cual Humboldt hace referencia en sus crónicas. Tambien se encuentran ruinas de castillos y fuertes, construidos estratégicamente para la defensa de la ciudad de Caracas alrededor de 1601.

El sector de más fácil acceso para los excursionistas es el comprendido entre la Quebrada de Catuche al oeste y la Quebrada Ayala al este. En esta parte hay casi 200 km. de veredas y caminos que permiten el paso cómodo de las personas. Además desde la Quebrada de Chacaíto, pasando por el Paraíso hasta llegar a la Julia hay un Puesto de Guardaparques en la zona de El Marqués, sitio de reunión y campamento para las personas que van a "El Pico de Naiguatá".

El Hotel Humboldt

Otros de los lugares interesantes es "El Pico El Avila" donde se encuentra el majestuoso Hotel Humboldt con su maravilloso teleférico, construido entre los años 1955 y 1957 por una compañía alemana (SAAR) y en la vertiente norte del mismo pico se encuentra "Galipan", un pequeño caserío habitado por unas 3 mil personas que se dedican al cultivo de flores, frutos y hortalizas.

El Hotel Humboldt, fue diseñado por el arquitecto José Tomas Sanabria en 1957 y está ubicado a una altura de 2.250 metros sobre el nivel del mar. Es uno de los más hermosos paisajes de El Ávila, pues de un lado se aprecia Caracas y hacia el otro lado está la costa del Municipio Vargas.

El área de “Los Venados” es otro sitio recreativo por excelencia donde funciona la administración y el centro de visitantes. En esta área encontramos a una antigua hacienda cafetalera llamada “La Trinidad” que funcionó en 1925. Es un lugar al que se puede llegar en carros rústicos en 30 minutos y es un sitio ideal para días de campo familiares.

Desde esta área, los excursionistas más experimentados, pueden tomar, rutas de mayor duración y dificultad, entre las que se destaca, las excursiones al Pico Naiguatá a 2,765 m, al Pico Oriental, o al Pico Occidental, a 2.640 y a 2.468 metros de altura respectivamente.

Parque Nacional "El Ávila"

El Ávila es una gran y majestuosa montaña que con su imponente belleza, no sólo protege a nuestra ciudad capital, sino que también ha enamorado a multitud de personalidades como Andrés Bello, Bellerman, Humboldt, Manuel Cabré y al mismo Bolívar, y también a los millones de seres que a sus pies se resguardan.

Desde su fundación, la ciudad de Caracas gozó de una merecida fama por las condiciones ambientales excepcionales que reinaban en su alargado valle, asentado en una alta meseta montañosa cercana al litoral, dotado de magníficos recursos naturales y de un clima sin grandes variaciones de temperatura

La serranía de El Avila está íntimamente ligada a la historia de Caracas. En el principio, el conquistador Diego de Losada fundó la ciudad en 1567 y luego, en una reunión de Cabildo del 3 de marzo de 1573, se nombra Alcalde Ordinario a Gabriel de Avila, Alférez Mayor de Campo de Diego de Losada, se le conceden las tierras del cerro que los indígenas llamaban "Sierra Grande" o "Guaraira Repano" que quiere decir "GRAN MONTAÑA".

Gabriel de Avila pasó a la historia no como conquistador de grandes hazañas, sino como el hombre que inspiró el nombre definitivo a esta “Gran Montaña”.

Un Parque Nacional
El Ávila comprende la parte central de la cordillera de la costa, zona montañosa que se levanta como una muralla natural, entre la costa del Litoral Central y los valles de Caracas y Guarenas.

En el año 1952, en ocasión de reunirse en Caracas la Asamblea de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y de los Recursos Naturales (UICN), con sede en los Estados Unidos, se propuso que el cerro El Avila fuese declarado Parque Nacional.

La iniciativa conservacionista se materializó en 1958, el Gobierno Nacional, de aquel entonces, tomó la decisión de decretar la creación del Parque Nacional, con el objetivo de conservar los paisajes extraordinarios y la gran diversidad biológica que posee. Desde 1973, el parque se encuentra bajo la protección y administración del Instituto Nacional de Parques (INPARQUES).

10 normas para el combate de Incendios Forestales
1. Mantenerse informado sobre las condiciones del clima y sus pronósticos.

2. Mantenerse siempre enterado del comportamiento del incendio.

3. Cualquier acción contra el incendio debe ser según el comportamiento actual y futuro.

4. Mantener rutas de escape para todo el personal y darlas a conocer.

5. Mantener un puesto de observación cuando exista la posibilidad de peligro.

6. Mantenerse alerta y calmado, pensando claramente y actuando con decisión.

7. Mantener comunicación con el personal, jefes y fuerzas adjuntas.

8. Dar instrucciones claras y hacerlas entender.

9. Mantener el personal bajo control a toda hora.

10.Combatir el incendio tomando en cuenta que la seguridad debe ser nuestra primera consideración.


© 2004 VenezuelaA - La Revista de divulgación Nacional de Venezuela